Slow Shop: una manera diferente de disfrutar nuestras compras

Vivimos en un momento en el que las cosas suceden de manera bastante acelerada. Nos levantamos en la mañana y rápidamente nos organizamos para salir a trabajar o a estudiar. Es ese corto tiempo tomamos un desayuno ligero, elegimos cómo queremos vernos durante ese día. Si es el caso, organizamos a nuestros hijos para llevarlos a estudiar, empacamos colaciones, y con un corto beso nos despedimos de nuestras parejas.

Al salir a la calle recibimos una gran cantidad de información publicitaria que se queda atada a nuestro inconsciente.

Una vez en nuestros lugares de trabajo, nos dedicamos por completo a nuestras labores. Reuniones, atención a los demás. Una pequeña pausa para almorzar y continuamos con nuestro trabajo. Al final de nuestra jornada, regresamos a casa, cenamos, organizamos todo lo debido y nos acostamos con la certeza de iniciar un nuevo día muy similar al que acaba de terminar.

Todo este ajetreo nos ha llevado a querer un poco de pausa para lograr prestar atención a cuestiones que se nos están quedando por fuera. Esta es quizá la razón por la que, en países europeos, desde hace varias décadas, iniciaron pequeñas tendencias “Slow” que han ido creciendo y han llegado a nuestro país.

“Slow Life” es una forma de vida en la que nos permitimos disfrutar cado momento y cada cosa que hacemos en el día a día.

De aquí nace el “Slow Shop”, una tendencia de compra “lenta”, que no significa desperdiciar un montón de tiempo realizando compras sino más bien que el momento de compra sea el adecuado, que nos permitamos disfrutar los productos que estamos adquiriendo, el lugar y la compañía.

Proponer espacios con aromas y sonidos agradables, donde la atención al cliente sea perfecta y se logre un aprendizaje acerca de los productos, es el propósito de quienes ofrecemos una compra “Slow”.

Espacios con un ambiente agradable, que cuenten con un servicio atento y pertinente, te permitirá disfrutar de una compra tranquila y eficiente. Sentirás que tienes tiempo de disfrutar de cada detalle y momento.

Te invitamos a ser parte de esta tendencia “Slow Shop”, ¿te animas a visitarnos?